martes, 30 de diciembre de 2008

el principio del fin llegó

me voy el jueves a la noche y yo ya siento un pie en el avión. es tan raro venir a buenos aires de visita, inexplicable, la verdad. fue un viaje perfecto si es que esa categoría existe. mis hijos se portaron mejor que nunca creemos que porque vino diego, que aunque casi no estuvo fue un bálsamo igualmente. la familia es un problema pero a mí me gusta rodearme de esa clase de problemas, la soledad infinita que sufro en méxico me tiene tan cansada que esta vez, a pesar de la longitud del viaje a la cual no estoy acostumbrada, siquiera extrañé mi casa. volver. volver. un verbo deseado pero que me produce una enorme angustia.

las relaciones humanas van mutando. ví mucho a gente que no conocía y que estoy segura de que serían mis amigos más cercanos de vivir acá y ví poco a muchos amigos de siempre. ya no me extraña como antes. la vida es así y está bien.

mis hijos hablan como argentinos. no sólo la she y el vos sino una entonación que sólo si vivís en un país de habla castellana que no es el nuestro podés percibir.

el highlight del fin de semana, me despido de alfredo casero después de estar tres horas charlando en una reunión el domingo (todos charlábamos con todos) y me dice: sos muy graciosa. es casi tan ridículo como cuando dolores barreiro me dijo: estás bárbara, ella recién parida y yo embarazada de simón en un negocio del paseo alcorta.

qué haría yo acá? ya con hacer lo mismo que en méxico- nada- pero acá tendría todo ganado. un amigo justo ayer me preguntó qué quisiera hacer y yo, como siempre, le contesté que no tengo ni idea pero que de todas maneras tampoco puedo pensarlo. sí, yo también me olvido pero estoy embarazada de mi tercer hijo y aunque no parezca, es mucho trabajo. santi me trajo de españa un libro que se llama No kid, 40 razones para no tener hijos. sí, llegó tarde pero igual lo estoy leyendo y un poco me deprime, a la vez, no puedo dejarlo. tampoco es que esté leyendo demasiado, eh. en buenos aires no me da para leer mucho más que el diario y ni se me ocurre colgarme en la interneta. eso lo dejo para la soledad mexicana que es cruel y es mucha.

me extendí sin nada para decir, mi especialidad.

así las cosas. yéndome.

sábado, 27 de diciembre de 2008

viejazo

mi marido palermea (palermo gil me contó entre sus visitantes en el día de hoy, decile no al jengibre en la limonada, sobre todo si no te lo pido. palermo da los días de semana, si no, imposible) y en un acto de nostalgia de no sé qué pasado inexistente, se compra dos discos de los redondos. ahora yo canto jijiji por inercia (aunque sí, me gusta) y pienso que con este clima buenos aires no está taaaaaaaan buena. gris, pesado y caluroso ammmmgustia. tarde sin hijos y con amigos, eso está bien. caminar está bueno pero no con estas condiciones. comienza la despedida y la tristeza se cierne sobre todo como una sombra. estaría bueno que saliera el sol. de nuevo.

martes, 23 de diciembre de 2008

postales porteñas

o me siento un poco rara o es evidente que soy yo. cuando vengo a buenos aires me invade la sensación de que a nadie le importo, de todas maneras, en méxico me pasa lo mismo por lo cual está claro que tengo un problema. bueno, tengo un montón de problemas y debería analizarme hasta el día del juicio final pero en donde vivo no da. no da nada en mex, no quiero hacer nada ni me motiva ni le pongo onda, le puse durante mucho tiempo y ya me cansé. pero igual acá siento eso, no importo mucho. tampoco soy una persona rica en experiencias cotidianas ni mucho menos, mi vida ahí va, entre una nada y la otra. igual sigo contenta, aunque la nación anunciaba UNA tormenta y en el dibujo había nubes. tengo que ir a carrefour, compré un whisky para mi abuelo (me paga los pasajes le debería hacer un regalo mejor pero para ese tema soy más que un cero) y se lo dí a simón para que lo subiera a lo de mis suegros con el jamón, lo entregó como un regalo para su abuelo y lo abrieron en el mismo momento, a mi suegra le dije la verdad pero a mi suegro no me dio para desmentirle, cuando agradeció con un beso me hice la discreta. el problema es que ahora tengo que ir a comprar otro y el día no ayuda. mis hijos no pueden mirar un segundo más de televisión, se van a volver locos. los departamentos no dan. y que no tengan sus cosas, tampoco. además de almorzar en la casa del abuelo david con el tío sergio- mi madre amagó con ir pero se arrepintió- meriendo en devoto con los amigos del colegio. ahora casi todos tienen hijos y son encuentros que mega disfruto, me río mucho con lean y emi. a la noche todavía no definimos plan pero algo parece que haremos con el contingente mexicano. el clima me desalienta.

la merienda de chicas me hizo reír. las mujeres son todo, soy fana de las amigas, eso lo sabemos. en cuanto a ciertos eventos no me pierdo nada por estar lejos. eso sí, diego se quería quedar, de repente no lo reconozco. viejas caras conocidas y un sólo saludo. pensar que cuando era joven me incomodaba. lo mejor de la edad es que todo te chupa un huevo. de todas maneras, puede que sea el embarazo, no lo descarto.

sigo queriendo volver. buenos aires me produce una angustia que como toda angustia resulta indescriptible. diego me hace sufrir mucho en esta ciudad, cierta impunidad desatada que no debería permitir pero...sigue siendo mi lugar de una manera contundente e inapelable. la oficina es más linda que la del df y todos los barrios que antes me parecian feos ahora tienen su encanto a mis ojos. quiero mi casa. ya te lo dije, no?

ah, y quiero a mis hermanos. el domingo después de la plata merendamos en lo de marce. el kinder no porque estudiaba. nos reimos mucho. no sé cuándo nos vamos a volver a ver. todos, digo. qué triste la familia desperdigada aunque...

así las cosas.

viernes, 19 de diciembre de 2008

lo que mata es la humedad

y los malos entendidos, las formas. a diego no le sienta buenos aires y yo en cambio, tengo un buen humor indigno de mí. todo me parece bien, camino de acá para allá (también me tomo muchos taxis y sufro porque toda la plata se va en eso, es un cualquierismo inadmisible). la rispidez no gusta. de todas maneras, intento entender, tomo aire y me lleno de paciencia. en la ciudad no siento ni el más mínimo espíritu navidenio. no compré ningún regalo y no tengo intención de hacerlo excepto para mi sobrina. cené en hermann con las chicas, bah, éramos cuatro de las seis. a,la tarde conocí a dante, que es hermoso, y después merendé, excesivamente, en el dpto de mi hermana marcela (que vive en suiza y hace tres anios y medio que no veía). los chicos se quedaron a dormir en lo de mi vieja y hoy simón se va al country a dormir con sus primos. yo ceno con amigos (me re entusiasma el plan) y hace un rato llegué de desayunar en lo de max, su hija también es hermosa, los bebés están saliendo muy lindos últimamente. en un rato almuerzo con madre e hija en palermo (simi se fue con su abuelo a la facultad y al instituto, hacían rotation de todo el día) y diego salta de junta en junta y para en la oficina que está montando. casi no lo veo. a las siete presentación de libro en eterna cadencia y maniana programa a terminar de definir. así es la vida cuando venís a buenos aires de visita, un poco rara, te tengo que decir pero muy placentera. amo las vacaciones y amo la ciudad. es muy extranio sentirse tan en casa (eso sí, hoy ví cómo un colectivero tiraba una caja de cigarrillos por la ventana y me resultó inverosímil). a pesar del calor, la humedad y los malos entendidos, sigo muy feliz.

jueves, 18 de diciembre de 2008

la ciudad

no salgo mucho de un radio de 15 cuadras a la redonda y estoy siendo generosa porque ayer caminé desde thames y costar rica- la boutique- hasta lafinur y gutierrez. cabe aclarar que paro en libertador y república de la india y mis padres viven en gelly y salguero, el radio es, efectivamente, muy chico. al rato voy a lo de mi abuela que vive en villa crespo y espero más tarde poder ir a lo de cris que también vive por ahí. a la noche cena de chicas, la genia de pau se ganó un premio y es un excelente motivo para encontrarse y festejar.

en la boutique tomé un corto café con haidu, me regaló su novelita- que acabo de terminar de leer- y el compilado de los jam. el tiempo con los amigos pareciera no pasar, es, verdaderamente como si lo hubiera visto ayer (es verdad que lo ví media hora en octubre pero hablo de otra cosa). con ana y buba fue lo mismo y así, así.

pensaba mientras leía dos días en venecia en algo que no pensé nunca y no sé si es el sesgo de mi mirada o una observación pertinente pero está ciudad está erotizada. bah, supongo que debe ser la gente. acá percibo lo que no en méxico: una carga sexual intrínseca e indescriptible. pienso que también puede ser el verano. la gente que camina semidesnuda con total naturalidad.

igual, como dije antes, hoy siento el peso que solía sentir cuando vivía acá. tampoc0o puedo dar detalles pero es un vacío existencial difícil de contrarrestar.

en fin. muchas pensamientos y demasiados grados celsius como para procesarlos.

me voy a comer a lo de mi abuela con algunos de mis hermanos.
así las cosas.

la contracara

porque como en wall street, la alegría tiene efecto rebote. venía caminando de dejar a roberta en la colonia (simón volvió a tener fiebre, un garrón) y se me cayó la tristeza encima. la soledad repentina, la falta de solidaridad alrededor, mi marido, un vacío. debería viajar con una nana, ser burguesa en serio es muy práctico. tan sola con mis hijos, la enfermedad lo deja muy en claro, lo sobreexpone y yo preferiría no saber. simón pide que apague la luz. abatatada total, así estoy. pachucha y sola y con la sensación de importarle a muy poca gente.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

sigue la alegría

aunque no tengo novedades, eh. ayer toda la tarde en lo de mi madre sin hacer mucho y luego breve merienda con amigas. diver. espero poder asistir el sábado nuevamente. ayer cena tranquila en hermann, días de sociales sin sobresaltos y mucha maternidad. roberta no la lleva excelente, llora y se encapricha pero la entendemos, la colonia, además, la deja exhausta. hoy creo que voy sola a pasear un rato por palermo antes de merendar con amiguetas de la facu y a la noche comemos acá, en lo de mis padres, solos con ellos. se turnan para recibir a los extranjeros de a uno. maniana espero conocer a dante de una buena vez, todavía no logré ver a ninguno. el viernes a la maniana me toca antonia y a la noche rita. maniana también almuerzo en lo de mi abuela y el lunes debería arreglar con mi abuelo, espero que le diga a los primos.

me compré más ropa barata, muy barata y con poca onda pero no me importa nada. me encantaría tener otros anteojos de sol más y buscar unas chatitas que me vienen super para méxico. a méxico, por cierto, no tengo ninguna, absolutamente ninguna, gana de volver. cómo habré aceptado irme, me pregunto.

suena el tel y debe ser fer. bye!

martes, 16 de diciembre de 2008

buenos aires

estoy feliz. hacía mucho tiempo que no me sentía tan contenta. y es por nada eh porque mi actividad es tirando a nula. sólo que...vivo en el barrio que amo, entre la casa de mis suegros y de mis viejos hay menos de siete cuadras que hago caminando, el clima está divino, el cielo celeste como es sólo acá, mi familia toda bien y contenta y tranquila, diego un poco pesado pero soportable, simi se enfermó y ayer lo tuve que llevar al pediatra pero todo es fácil y cerca y familiar. ayer también los chicos empezaron la colonia, es de 9 a 12, simi hoy no fue pero esperaría que maniana pueda retomar. estoy armando los programas con los amigos, me llevó unos días pero ahí vamos. camino mucho y me encanta. eso sí: los precios son un robo.
hoy desayuné con la shama en voulez bar, a la noche cena, maniana programas varios. aun no conocí a ninguno de los recién nacidos, eso cualquiera. me compré dos polleras y dos musculosas, todo muy barato, voy a por más. el finde plan chino el domingo e incierto el sábado, me copa la vida de pileta, veremos qué sale. y así,así se van pasando los días y yo pienso: qué hago viviendo en méxico? la respuesta es clara pero no convincente.

esa es más o menos la crónica, no hice mucho pero estoy contenta. hago comentarios y la gente se ríe, los porteros te hablan todo el tiempo, la gente te saluda y te trata como a un par, eso no tiene precio. me siento en casa y sufro porque es coyuntural aunque en realidad, no sufro porque no pienso.

estos días puedo decir: soy feliz.

en un rato voy a bajar a tita a la pile.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

ya me iba pero acá estoy/ comiendo clavos

ayer me di cuenta de que cuando estoy semi contenta canto en voz alta en cualquier lado. lamentablemente llegué a esta conclusión en sanborns mientras escuchaba una canción de ricardo arjona. ese pibe es un hijo de puta, no podés escribir las cosas que cantás, no das ni un poco. espantoso. igual se ve que esa me la sabía y me encontré cantándola como si nada. a veces, yo tampoco doy.

volviendo al tema que nos compete, es así, diego tenía una junta importante ayer pero se suspendió y se pasó para hoy a las nueve de la mañana. sí, terrible. en pleno sur del sur de la ciudad, lejos del aeropuerto. el avión sale a la una y media y esperemos que cuente entre sus pasajeros. a la noche hicimos el web check in (por ende tenemos asientos de mierda) pero hoy estamos tranquilos. igual, él no mucho porque se despertó a las seis de la mañana y se bañó. yo me quedé en la cama hasta las siete y cacho y bajé a desayunar. él ya no estaba. comí como si fuera la última vez y sólo espero no vomitar en el avión. tengo que ir sola al aeropuerto con mis dos bultos gigantes, mi mochila llena de leches y dulces, mis dos hijos y sus dos mochilas. rogamos que en la terminal dos haya quien cargue el equipaje.

ahora queda bañarnos y esperar, ya recorrí blogs, diarios, contesté mails y entré en facebook, siendo las ocho y media no me queda demasiado por hacer más que hacer tiempo que es una actividad espantosa.

esperamos que diego efectivamente pueda llegar, si no, nos querremos matar. no llevo compu. llevo iphone sólo porque tengo que estar comunicada en estas horas, si no, lo dejaría también. me gusta la sensación de viajar liviana (si es que este concepto aplica con todo lo descrito anteriormente).

voy a llamar al taxi para cambiar el horario. y así, así, ahora sí nos despedimos.

see yoy soon.

martes, 9 de diciembre de 2008

ahora sí, ya casi estamos

saqué la ropa de diego, terminé de juntar lo que faltaba, compré los regalos de los chicos, fui al banco, fui a buscar el sueter de diego, pasé por el super y compré leche, cambié el libro, envolví los regalos (peor no me pueden quedar, parezco manca), corregí, mandé mails, fui a polanco, compré regalitos minis, comí con xime, pasó marian a saludar, busqué a los chicos, pasamos por el club y simi rescató las ojotas del locker de ellos. ya armaron sus mochilas con los juguetes para el avión (en la casa de mi madre tienen una juguetería que se fue haciendo a lo largo de las visitas). ahora miran un rato de discovery y se va terminando el día. mañana nos iremos de acá tipo nueve. ya se me pasaron los nervios y ahora estoy contenta. un poco de inquietud por dejar la casa sola, jose se va a chiapas y acá no queda nadie.

en fin. nos vemos por ahí. si ven una gorda embarazada, con el pelo medio bicolor y dos niños (una habla muy mexicano), sepan que soy yo. es por tiempo limitado.

bueno, eso. saludos!

a pocas horas de...

no tengo casi nada para contar. el día de ayer pasó entre la nada y la casi nada. estoy un poco resfriada, roberta está insopor y suponemos que son los nervios por el viaje. simón está emocionado y yo aliviada porque la filmación de diego se pospuso y finalmente puede viajar con nosotros. siendo tan temprano, no tuve muchas cenas ni encuentros de fin de año ni muchas ganas de despedirme de nadie. me gusta que el año acá se diluya y me hace ilusión ir al verano (aunque soy una ballena y no tengo, esto es completamente real, qué carajo ponerme. el mismo jueves saldré por las calles del barrio a comprarme dos polleras, urge), tener calorcito, caminar y estar con todos.

qué fiaca vivir acá, la verdad. ya estoy cansada y aunque mucho no lo pienso ni me quejo ni tampoco pienso que buenos aires sea el mejor destino, estoy cansada de méxico.

sí, me siento mejor. casi no tengo náuseas aunque sí una jaqueca que no me deja vivir. ayer vomité pero ya es muy esporádico.

tengo que ir a comprar los regalos de mis hijos de navidad: un bebé con insumos de bebé (mamila, pañal y esas cosas). parece que tita está con el temich y un lego de star wars. los juguetes en esta ciudad salen un cuarto de lo que en buenos aires y en wal mart abren una juguetería gigante y llena de lo que quieras. al volver tendré que encarar reyes y cumpleaños (7 de enero, 8 de febrero) y también tendré que buscarme una ocupación porque estoy al borde de la locura con tanto al pedismo.

en fin. me voy a bañar, me faltan otros regalos y buscar las ojotas de simón que quedaron en el locker del club.

así de inminentes las cosas.

lunes, 8 de diciembre de 2008

hoy

empecé el día tristísima y no creo que mejore. diciembre, al igual que mayo, no suele ser un buen mes. no sé cómo sigue mi vida y me hundo en el hueco de la incertidumbre. el mal trato no ceja y yo no respiro.

me depilé las axilas y ahora me dispongo a hacer la valija. no llevaré computadora porque pesa mucho. el viaje dura 16 horas y no tengo dónde hacer que mis hijos vean películas. no imagino qué harán durante tanto tiempo además de pintar en sus libros y yo leerles (tengo que comprar dos buenos libros largos de cuentos para llenar el tiempo).

por lo demás: nada. la nada más nada del mundo. cansancio.

así las cosas.

domingo, 7 de diciembre de 2008

el último fin de semana

fue horrible. lleno de angustia y de un dolor de cabeza mucho más intenso de lo aguantable. de todas maneras, disfruté de mis hijos, vimos madagascar 2 y básicamente estuve echada en la cama.

también vi batman y me dio miedo, la nueva organización de blockbuster hace que me sea imposible rentar algo digno.

en la cena de chicas comimos muy rico y nos reímos sin parar. llegué a casa a las 2 y media pero no me dormí hasta las 4. ayer tuve una noche espantosa.

me da mucha angustia el viaje larguísimo que me toca sola con los chicos. me pone muy nerviosa aunque no quiero pensar.

mañana haré la valija.

la vida puede apestar.

viernes, 5 de diciembre de 2008

nada me deprime más

que darme cuenta de la realidad, intento vivir en la ignorancia pero está claro que no se sostiene en el tiempo.

estoy agotada.

también saqué otras conclusiones en lo que va del mes

del tipo:

-el buen gusto nada tiene que ver con el dinero
-la lectura es una parte fundamental de la formación de las personas
-el día que no nos riamos más juntos, será el último de nuestra vida en común

y mis hijos la rompen (seguramente sólo por serlo).

me levanté pensando

bah, me levanté completamente indigestada por la pizza horrible que comimos ayer. estoy harta de comer espantosamente mal, lo mejor que podría hacer es no insistir y no ir a comer afuera excepto en alguna ocasión especial a un lugar verdaderamente bueno. en mi casa como mejor y más barato. de todas maneras, la pasamos bien, faltó el brindis de rigor y los buenos deseos para el año que se viene pero supongo que lo damos por sobreentendido.

ah sí, me desperté pensando en qué no soporto a los niños maleducados ni prepotentes. me superan y me malhumoran sobremanera, no lo puedo evitar.

pensé cosas más reales y bajón sobre el mundo pero las voy a evitar.

el fin de año me sensibiliza. no puedo dejar de pensar qué vamos a hacer en los próximos años y la respuesta siempre es la misma: no tengo ni la más remota idea. no está bueno.

por lo demás, iré al club y después al antara, finally. debo hacer unas compras para llevar a bs as. traigo a amiguito de simón a comer a casa (por suerte los viernes no hay tarea) y me voy al super a comprar los ingredientes para la noche.

ayer pensé: este blog es necesidad e imposibilidad a la vez. no importa el desarrollo. lo dejamos ahí.

jueves, 4 de diciembre de 2008

gente sin swing

es terrible pero es muy cierto, hay determinadas personas con las cuales sufro un rechazo visceral. sólo me pregunto si será mutuo. son pocas las personas con las que me pasa pero ni bien me enfrento a esta gente, quiero huir. por lo general son personas pegajosas, que hablan lento y dan la sensación de esconder algo oscuro. jamás les confiaría nada. además, nunca terminan de decir las cosas claramente. me repelen.

prefiero olvidar.

por otro lado y cambiando de tema, yo, que seguramente le causo rechazo a otro tanto puñado de seres, tengo la costumbre de no poder dejar de hacer cosas en eventos ajenos. en lugar de derramarme en una silla, me muevo, ayudo, sirvo y reparto. de todas maneras, sólo me ocupo de cosas que no me molestan eh, tampoco soy la madre teresa de calcuta.

bueno, me toca comer pizza, comí pastel de chocolate en dos fiestas distintas y se me parte la cabeza, me iría a acostar sin escalas pero no es el día.

ni modo.

hay días y días

por ejemplo, hoy no quisiera ser una intelectual encerrada en una biblioteca dedicando mi vida a un párrafo de quién sabe quién. bah, nunca quiero ser eso aunque a veces pienso que debería de.

por lo general, lo he dicho muchas veces, soy una persona austera. no tengo relaciones demasiado intensas con los objetos y puedo prescindir de muchísimas cosas. no suelo consumir más que lo necesario y por eso entendemos básicamente comida. pero, resulta que hay días como hoy en que entiendo cuando alguien declara que ir de shopping le saca la angustia, tristeza, ansiedad o cual sea el sentimiento negativo que lo amarga. no porque haya ido de compras porque la realidad es que cambié un sueter que le habíamos comprado a simón y le quedaba chico y elegí el regalo que quedamos en entregarnos con las chicas, que teniendo en cuenta el magrísimo presupuesto y que todo está hiper caro, no puedo decir que haya sido precisamente lujoso. le compré unas pinturitas navideñas a tita que me salieron -en moneda internacional- poco más de un dólar y nada más. fui al banco y me indigné con los ineptos de siempre (manga de imbéciles me están metiendo en un problema grave del cual soy semi culpable por no ocuparme antes aunque sea responsabilidad de ellos). concluyo, después de esta mañana de fitness & shopping (hice 40 minutos de bici, me bañé con agua bien caliente y platiqué con mis vecinas de locker sobre temas varios) que me encantaría que de repente mi marido se enriqueciera. ir al city market y comprar delikatessen, viajar y comprar cosas lindas para my own, big & beautiful house y ropa para mis hijos. y libros, muchos libros. y películas y no preocuparme nunca más y estudiar todas las carreras que se me ocurran y hacer cursos varios y que mis hijos vayan y vuelvan en transporte escolar.

sí, estas pavadas pensé en mi mañana de nada. a veces me lo permito. y qué?

se me viene todo encima

esa es la verdad, tengo un poco de vértigo y de nervios aunque solapados porque yo no soy una nerviosa alocada (eso sí pero en las cosas cotidianas, en las que son un poco más abstractas, la procesión va por dentro). sigo con los mismos pendientes de siempre, además, tengo que hacer la valija. temo que la poca ropa de verano que tenemos todos no alcance.

por qué igual todo empeoró? parece que diego no viene con nosotros. al menos no en la misma fecha. me da mucho miedo que directamente no pueda venir, andá a conseguir un pasaje para estas fechas. garronazo mal. pensaba que todo iba a salir bien (aunque en el fondo sabía que no, eh). quería creer que por una vez las cosas iban a ser distintas. pero obvio que no, ilusa de mí. está bien, es trabajo y está bueno pero igual me pone triste. todavía no hay confirmación.

el tema es la conciencia cero. diego desde que lo conozco que siempre priorizó el trabajo. no nos fuimos de luna de miel, no se tomó la semana cuando nació simón, no se tomó la semana cuando nació roberta, este año vino cuatro días a las vacaciones de mitad de año y en año nuevo vino todo el tiempo pero tenía la cabeza en otra cosa por lo cual no cuenta. nunca se quedó todo el tiempo que me quedé yo en buenos aires. y jamás nos tomamos más de una semana solos en ningún lado. cuando fuimos a NY, cuatro días por mi cumple, no soltó la BB y ahora...

yo sé qué el pobre pibe es así, del tipo no puedo hacer mucho más que trabajar pero yo soy la antítesis y aunque no lo padezco (no sé si podría pasarme más de una semana con él, el 100% del tiempo), me parece un bajón.

por lo demás, ayer pasé una tarde muy agradable acompañada, no me gusta estar sola eso está claro. me gusta la gente alivianada, que no es como yo (bah, yo me pongo densa en compañía de gente densa, si no, ahí la llevo). no logré avanzar con nada de lo que debía pero hoy pienso remediar aunque sea alguno de los ítems pendientes. tenemos cena de fin de año con petit comité y mañana cena de fin de año con las chicas (parece que me toca super). me falta comprar el regalito que impusimos con el espírtu navideño a flor de piel (idea de lau). veré si hoy logro inspirarme.

y en esas ando. me voy a tirar unos minutos antes de ir a hacer bici al club y a bañarme con agua bien caliente, últimamente en casa me cago de frío, no sé si es que mi humanidad tiene tal volumen que el chorro no me alcanza o qué pero está siendo medio una tortura.

así las cosas.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

actualizando





así está mi familia. visualizamos el huequito en el que pondremos al nuevo aunque el padre aun sienta resistencias. con roberta le pasó lo mismo y ahora se le cae la baba, confiamos en que pase lo mismo.

tengo la tintura en la cabeza

porque de repente, así, me acordé que ando hecha un escracho hace días. bah, semanas. ni hablar que como nada me entra tengo tres pantalones que alterno (y que en este momento están todos sucios), unos pelos de hombre de las cavernas que no pienso eliminar hasta último momento (mi umbral de dolor y mi fuerza de voluntad con el embarazo bajan hasta mínimos impensados), y las canas, bueno, las llevaba como quien no quieren la cosa pero no me da para andar así en buenos aires, acá no me ve nadie pero...

saqué la cera para calentarla pero el frío me desalentó. el martes que viene haré operativo pelambre pero hasta entonces, seguiré así. en cambio, me puse a hacer una salsa blanca para el mediodía que bañará el coliflor como acompañamiento de las milanesas. very argentinian food.

me acordaba de la paja que me da que las madres, cuando están agrupadas, parecieran olvidarse de que el mundo va más allá del cuaderno de sus críos y no tienen otro tema de conversación. ahí recuerdo por qué detesto ir a cumpleaños infantiles o desayunos de madres. nadie puede hablar de nada más que las notas que les llegan o el odio que le profesan a la maestra. nunca ninguna está contenta y satisfecha con la educación que reciben sus hijos y/o la institución que los alberga. me dan ganas de gritar que yo tampoco, sabé que yo detesto todo siempre, pero me abuuuuuuurre mucho que ese sea tu único tema de conversación siempre. sabés qué, el mundo se cae a pedazos a tu alrededor, hay atentados por todos lados, la bolsa se derrumba, USA está en recesión, se caen aviones en la ciudad, despiden de a miles de personas todos los días y matan a cientos en distintas ciudades del país. tal vez, quién te dice, además, podés comentar una película que por pedorra que sea siempre será más interesante que la forma en que la miss trata a tu hijo (en méxico en todas y cuando digo todas es TODAS las instituciones educactivas a las maestras y secretarias y lo que sea que hagan ahí se las llama misses). tengo un hastío existencial que no creo que se pase con nada. con nada!

hueeeeeeeva!

me voy a sacar la tintura y hacer mis pendientes de señora desocupada de interlomas, necesito una actividad URGENTE porque estoy al borde de la psicosis.

aniversario

leo que hoy hace siete años se instauró el corralito y me digo, claro, me acuerdo perfecto. yo estaba internada por segunda vez en el hospital italiano con no sé cuánto de dilatación y contracciones muchas. te internan una vez más, te ponen el suero con eso que para las contracciones pero que también te produce una taquicardia que jurás en cualquier momento te da un paro, a pesar de tus dulces 24. sos la más amiga de todos los residentes que, como es la segunda vez, te conocen a la perfección y se instalan a mirar la caras mientras te hacen el monitoreo, también cuentan algún drama amoroso, parece que inspiradas por madre.

recuerdo ver a cavallo en la tele haciendo anuncios y yo, mientras, hacer negociaciones por teléfono por la compra de nuestro departamento. fue un buen negocio y extraño mucho mi linda casita (aunque ahora nos quedaría mini).

tantos nacimientos primerizos me hacen ir por la vida con un halo de nostalgia. no porque uno quiera más a los primeros porque no es eso en lo absoluto, sólo que...la felicidad y plenitud que produce el nacimiento de un primer hijo no se repite. y ser tres, y que sea todo nuevo, y la sensación de que te comés el mundo porque ahora sos madre y estás del otro lado. a mí ahora me comen muchas otras cosas y yo sólo como todo lo que veo (y así me va). ser una familia es alucinante, es todo, es lo que queda, y yo soy la primera fan pero si me das un poco de espacio te cuento que sí, que me da una leva envidia ver a todos esos padres primerizos, que pasean con sus bebés en las carreolas pensando que son los más lindos del mundo y con esa sensación...

sí, ya sé, en unos meses voy a tener otro bebé pero es el tercero y lo único que me da es un poco de hueva. pienso que me voy a emocionar cuando nazca y que los bebés renuevan las esperanzas pero creeme, lo sé bien y por experiencia, que nada nada es igual.

y sí, un poco de nostalgia de vez en cuando no mata a nadie. éramos tan jóvenes (y esto es objetivo).

como en el día de la marmota

podría escribir lo mismo que ayer y que siempre. es así de triste y aburrido pero no me quejo. falta una semana y estaré camino al aeropuerto para embarcarme en un avión que me llevará a panamá y eso hará que esté en camino a bs as. una semana. no es nada. qué bueno cambiar de aire. qué bueno que vayamos los cuatro (muy posiblemente por última vez), qué bueno que vaya mi hermana, qué bueno que haga calor (ojalá que mucha gente quiera invitarnos a quintas y/o semejantes). qué bueno que se termina esta rutina infame que me tiene harta. y esperamos con todo nuestro ser que las náuseas y los vómitos desaparezca (no tengo demasiadas esperanzas al respecto, pienso en el avión y sufro).

por lo demás, ayer intentamos ir con pau al FCE pero el tráfico nos los impidió, la ciudad fue un verdadero caos todo el puto día. diego tardó una hora en atravesar un túnel que lleva cinco minutos como máximo. pegamos la vuelta y comimos en mi gusto es. después pasé por lugar donde diego comía con conocidos y busqué a los niños. me tiré a leer pero al rato me quedé dormida (siempre y todo el tiempo me quedo dormida, soy un verdadero desastre). me desperté y sonó el teléfono, hablé un rato, pelotudié en la web, prendí la tele y llegó diego. había dejado todo como para que la comida estuviera semi lista. comió y después lo mismo de siempre. la noche se hace larga e interrumpida, supongo que me va preparando para lo que se viene, dos veces a hacer pis, ciento cincuenta despertadas más por motivos varios y un levantarse igual de cansada de lo que me acosté. volvería a la cama con gusto. pero. debería ir a hacer mi media hora de bici fija, bañarme y después ir al centro comercial, cambiar el libro de una buena vez, dejar un sueter de diego a arreglar, pagar el agua y hacer unas mini compras (tenemos casi todo y en una semana nos vamos, no necesitamos mucho del super, por suerte).

así la vida. chata y aburrida. pero la perspectiva es buena.

martes, 2 de diciembre de 2008

tan la nada misma

recibo un mail y me pongo contenta. ayer cené con diego aunque yo...

después me tiré con él en el sillón, yo vegetaba mientras él contestaba mails. después, nos fuimos a la cama, lo convencí de que corrigiera los guiones ahí, odio acostarme sola. me dormí al instante y él se quedó hasta la una. a las siete menos cuarto, como todos los días, amanecimos. los niños invaden todo y seguimos preguntándonos en dónde pondremos al tercero. me dice, de la nada, pensé que nunca más iba a tener que armar la practicuna (que de práctica, al menos esta, no tiene nada, que quede parada es una lucha sin cuartel).

y acá estoy, con muy, casi ninguna novedad, intentando juntar fuerzas para ir al club a pesar de las náuseas y pensando que después, por fin, lograré ir, aunque sea todo rápido, al FCE a comprar los regalos que debo. también tengo que ir al antara, pagar el agua, cambiar el sueter de simón en zara y el libro que sigue en la cocina. intenté hablar con maru y cris pero no encontré a ninguna. ví fotos de dante tomando la teta y me emocioné, como buena embarazuta hormonal que soy.

para la semana: cero plans. no tengo muchas ganas de nada. por las noches hace frío y yo sigo vomitando. ganas de qué puedo tener? sí, de irme a la cama temprano, que es lo que hago.

el viernes cena de chicas. tengo que comprar regalo. tengo tanto delay. no doy.

perdón, perdón la falta de emoción. mi vida es tan chata como el blog, cosa que es más grave. la verdad.

lunes, 1 de diciembre de 2008

como si recién empezara

voy más de tres meses, esto ya se debería haber pasado. dormí todo el día y me levanté sólo para no tener insomnio a la noche. debería leer pero cero voluntad. y debería hacer todo lo demás pero lo mismo.

en buenos aires ahora hace frío y llovió demasiado. también nació dante. muero por hablar con cris pero supongo que sigue en la clínica. también nació antonia. por acá nos seguimos reproduciendo. estaría bien en mi caso estar más flaca, sentirme mejor y más embarazada. por lo demás, todavía no caigo mucho en que se viene otro bebé. todo de nuevo y otra persona más a quien querer, alimentar, comprarle ropa, educarlo y mandarlo a actividades. me parece un poco too much pero ni modo.

me duele la panza horriblemente. no quiero hacer nada más que vegetar. mis hijos juegan en el parque.

en estas andamos.

me la pasé vomitando todo el fuckin fin de semana

es así de espantoso aunque tome la pastillita. hoy se terminó y a mí se me terminaron la paciencia y las ganas de seguir ingiriendo remedios. se acabó, ya no gasto más 100 dólares en esas cositas amarillas que al final resultaron inútiles (por lo menos estos últimos días). ayer, no mucho, diego se fue con los chicos al club y yo me quedé bajo una manta, en el sillón de la sala de tele, en pijama, mirando Iron man (no la había terminado de ver el sábado con todos) y después una merda de hace unos años en HBO, hubiera seguido así todo el día. pero no, me rescaté (aunque no mucho porque no hice ninguna de las camas), me bañé y fui a lo de pau. cocinamos cayo de hachas (bah esto pau y jorge), camarones (diego) y pulpo a la gallega (diego). yo corté verdura, cociné papas, descongelé, puse en la panera y esas cosas que implican no tener que sazonar. comimos rico y mucho y antes de irnos jugamos un boggle. con diego reptamos en el sillón una cuantas horas más y nos fuimos a dormir. la fiaca del lunes no tiene parangón. de todas maneras ya no queda nada para irnos. tengo que comprar regalos y hacer valijas. y seguir buscando hijos y terminar con los pendientes que nunca resuelvo. mandé mails, busqué pasajes para mis padres que quieren ir 3 días a US en febrero y me voy a tirar un rato más en la cama porque estoy semi destroy y con muchas náuseas.

me quiero sentir bien!!!!!!!!!! loco, no es taaaaanto pedir.

sábado, 29 de noviembre de 2008

siendo antes de las ocho de la mañana de un sábado

escribo desde la cama sin casi haber dormido. una noche de pleno insomnio. una noche desastrosa en la que diego llegó borracho- incapaz de admitirlo siquiera ahora- yo vi una peli sola y lo odié. con toda mi alma. sólo dormí un par de horas en las que soñé que se me caían 5 muelas y mi dentista era xime (en la vida real es arquitecta). de todas maneras, no me podía atender porque tenía problemas amorosos y yo sufría por tener que pasar el fin de semana con la boca llena de agujeros.

nos ahorramos las interpretaciones.

por lo demás, me pasé la tarde en un cumpleaños infantil, sí ese al que fui colada. éramos cuatro madres argentinas (cosa que en el año de simón nunca pasa) y estuvo bien. comí quesadillas y chips fritos por demás pero obviamente, después no cené. de hecho, tampoco comí pastel (la casa era enorme, parecía un hotel boutique, hecha recientemente a nuevo, había un mesero que te servía la bebida y te traía las quesadillas en caso de solicitarlas. ahora, si hacés semejante despliegue ¿no podés poner algo más de comer que unos chips que se terminaron a la hora y media y quesadillas fritas? sí, también al final sirvieron un ponche que estaba rico pero la comida resultó sino escasa, reiterativa. sabelo).

de todas maneras, mi marido me dijo en la semana "bola de amor" y ayer, con el nivel etílico de sangre en niveles extremos, me dijo "chancha" con toda la mala onda con que una persona puede decir una cosa así. es obvio por qué lo odié. no me toques nunca más en tu vida, te detesto.

lo peor es que la semana había repuntado, estaba contenta, sintiendo que de a poco todo cobraba sentido hasta que la poca estabilidad se desvanece y tu esternón se convierte en un agujero negro infinito. sí, triste.

en fin. es sábado y no tenemos planes para el fin de semana. por ahora, desayunar.

viernes, 28 de noviembre de 2008

no mucho para decir

me acosté a las siete de la tarde. sí, llegué de lo de lisa, cené con mis hijos, me puse el pijama, me metí en la cama, sintonicé el gourmet.com y a las siete y media estaba durmiendo. está claro que no me siento bien. o que no tengo tanta energía como creo. de hecho, a pesar de las doce horas de sueño no me levanté para nada renovada. ahora terminé una cosa, me voy a bañar y tengo que ir al SAT del orto a firmar una cosa de diego a pleno centro con ganas cero y odio mucho. por qué me metés en estos problemas? eh? ya no trabajamos más juntos y yo ya no me quiero acordar que existen esos trámites, sabelo.

te confieso que no extraño nada el trabajo. la mañana se hace muy llevadera y la tarde se me hace tan pesada como siempre. ahora sí, no padezco los problemas, no me la paso pensando en impuestos y pagos y cheques y fechas y no discuto con mi marido nada más que por cosas domésticas (con eso ya tengo de sobra). pensamos que nunca iría a decirlo pero te lo digo, la verdad es que prefiero hacer otras cosas.

por lo demás, a la tarde vamos de colados a un cumpleaños porque habíamos quedado en comer con una amiga a la que le surgió este compromiso y en lugar de cancelarnos, nos sumó. no pude decir que no. se me parte la cabeza y estoy con energía cero pero le pongo mucho garra. era un gran día para ir con pau al FCE, sigo debiendo los miles de regalos, pero tendremos que esperar hasta la semana que viene. el lunes me pongo las pilas.

en fin. en esas ando.

jueves, 27 de noviembre de 2008

siguiendo los consejos acá volcados: no fui al sauna

hice 40 minutos de bici, los segundos 20 hablando con pau, eso siempre aligera el ejercicio. no ir al sauna me tira para abajo, es una los motivos que más me empujan a ir al club. de todas maneras, lo evité, me dí una ducha bien caliente, me encremé (con menos convicción que ayer), me vestí y fui al super. no compré los regalos navideños de los niños porque no hice a tiempo, pero probé todo lo que había para probar y sólo no comí sushi porque no había disponible.

dejé las cosas, escribí un rato y me fui a lo de pau a comer la tarta caprese que le había quedado. estamos organizando la cena de chicas de fin de año y después de idas y venidas, va tomando forma. la terminación del 2008 se precipita y yo me alegro.

luego busqué a ambos pequeños en sus respectivas escuelas, vinimos para acá, hicimos la tareas sobre fish y fuimos a lo de lisa que era el cumpleaños. la suegra ni bien me vió- me había visto el viernes pasado- me dijo: estás más gordita, julieta. con su acento entre italiano y francés que mucho no se comprende. mmmmseh, contesté yo. e insistió: se te ve la cara como más redonda y parecía que adrede arrastraba más aún las erres. vieja hija de puta pensé, soy una cerda y el viernes ya estaba así de cerda, la cara puede que la tenga más hinchada pero suelo tener la cara muy afilada por lo cual no parecería ser lo peor del caso. igual, piqué pastel de tres leches (en realidad sólo el dulce de leche) y ahora me siento morir, ya me sentía mal desde antes.

en fin. debería escribir pero se me parte la cabeza, son las seis de la tarde y es casi noche cerrada, como no dormí siesta lo único que deseo en el mundo es meterme en la cama.

ahí vamos.

la prole aun sigue acá

porque hay días en los que diego sí se levanta cuando suena la BB. no tiene ningún sentido.
uh, mis hijos se pelean siendo las ocho de la mañana. se escuchan gritos y diego no sirve mucho para poner orden. camina con su compu nueva por la casa, skypeando con la madre, todo cualquiera. se queja de lo difícil que es argentina y lo peor es que tiene razón. nosotros vivimos en un mundo tan tercero como ese y las cosas, de todas maneras, son un poco más fáciles.

afuera hay sol. ayer finalmente sí hice media hora de bici, fui un rato al sauna, me bañé y me encremé. hoy repetiré pero primero tengo que ir al super, once again, paja. tengo que comprar los regalos de navidad para los niños y cosas básicas que empiezan a faltar.

a la noche me quedé viendo sex & the city, pensé que era mala pero no tanto. NY hermosa, eso sí y los departamentos todos divinos. por lo demás, es una película pacata y conservadora, el argumento es una pavada total y dura una hora más de lo que debería. igual, obbvviamente, la disfruté groso y amé que xime me la hubiera prestado para un momento así. diego llegó no sé a qué hora, se hizo algo de comer y miró de reojo la última parte. me preguntó si estaba buena y atiné a contestarle que no es para él, cosa totalmente cierta. aclaro que jamás vi la serie pero tampoco me pareció necesario. en fin.

se acaban de ir y el silencio volvió al hogar. tengo mucha fiaca, amanecí más temprano de lo que hubiera deseado acostándome más tarde de lo indicado. tengo que hacer cosas pero estoy un poco perdida. le contestaré el mail de cada día a mi madre y tomaré fuerzas para arrancar.

y no mucho más. a la tarde buscar a los niños y después pasar por lo de lisa porque es el cumpleaños.
así las cosas.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

con cosas así me siento tan ama de casa

yo sé que todo el mundo le cocina a los hijos pero la realidad es que yo casi no.

la comida la suele hacer jose pero hoy se tuvo que ir un rato y cuando llegué de buscar a los niños aun no había llegado. me puse a descongelar el pescado, a preparar el puré de calabaza (que ya estaba cocida), a picar ajo y buscar perejil. la única conclusión es que jose debe cocinar muy muy mal porque cada vez que lo hago yo, simón dice lo rico que comimos.

me voy a dormir la siesta antes de llevar a simón a piano e ir al super.

quedarse dormidos

diego pone la alarma de la BB a las siete menos cuarto y yo lo odio por eso, la deja al lado de la tele, arriba de la cómoda a unos tres pasos de la cama por lo cual se tiene que levantar para apagarla (sí, ridiculez total). después, nos quedamos un rato más haciendo fiaca y a eso de las siete y cuarto nos decidimos a arrancar. hoy, abrí un ojo a las ocho menos cuarto y entendí que nos habíamos quedado dormidos. él se levantó pésimo, no hay agua caliente porque ayer nos quedamos sin gas y aunque vienieron a poner, el calefón se apaga y prenderlo es una tarea ardua que ni jose ni yo sabemos hacer (implica subirse por una escalerita a una terraza y hacer mucho intentos y cosas así de difíciles). por lo cual, el pobre mal dormido y malhumoriento, no se pudo bañar. no quería desayunar pero finalmente sí. simón tampoco quería levantarse, ayer se quedó en el estudio donde diego estaba grabando (pasé a buscar a roberta por ahí, diego la había levantado de la escuela y dejé al coco a quién había buscado en la escuela, un enroque, bah) y se acostó tarde. me enojé como la madre bruja que soy diciéndole que claro, que se había quedado hasta tarde y que entonces ahora...y que además, no había hecho la tarea de piano...en fin, mi mala onda matutina cuando no sale todo como se supone que.

finalmente desayunaron todos, roberta se vistió espantosamente porque no intervine pero no se quejó de nada en particular porque ayer en IDEA le compré un plato de princesa que es todo y que la tendrá contenta por unos cuantos días.

también compré unos almohadones que no es que estén geniales pero zafan para mi cuarto, una alfombrita de baño, un rallador con manija (con el que tenemos además del queso te rayás la mano), una bandejita para poner budines (no tenía nada rectangular) y una suerte de canasto plástico para poner la ropa planchada. las cosas para la casa me encantan y me compraría todo.

además, estuvo muy agradable.

eso sí, el resto de la tarde me sentí pésimo. después de recoger hijos, salí dos minutos a la plaza a saludar a lisa y preguntarle cómo le había ido en japón y me volví a la cucha. a la noche hablé mucho por teléfono y después comí una pasta con setas y tomates secos que hizo diego cuando llegó (a mi gusto a los fideos les faltó cocción pero diego se refugia en el sintagma "al dente").

en un rato pienso ir al club, sí, al club a hacer media hora de bici (espero que me de el cuerpo) y al sauna un ratito, me urge volver a ser yo.

afuera hace mucho frío y yo tuve que adelantar el té de media mañana.

así las cosas, bastante soleadas alrededor. a pesar de todo.

martes, 25 de noviembre de 2008

ese momento en el que todo parece posible

me encanta que sean las ocho de la mañana y la casa está (casi) en silencio (jose puso algo en el microondas y tardó como 10 peeps en sacarlo). diego y los chicos se fueron y la casa, después de sendas discusiones con hija por motivos varios, está en paz. es el único momento del día en el que no pienso nada más que cosas buenas, a esta hora es imposible angustiarse si estás en pijama y sueter en tu casa y ya despachaste a la prole con las notas correspondientes para la maestras, la tarea hecha, el lunch listo, el abrigo correspondiente y la panza llena.

en un rato vienen amigas y nos vamos a IDEA- parece que suerte de IKEA del subdesarrollo- buscaré regalos de navidad para llevar a buenos aires y veré si encuentro las placas para el horno que ando necesitando. me divierte el programa aunque esté gris feo y no haya ninguna esperanza de que salga el sol.

los chicos salen a la tarde y yo tengo el día para mí.

ayer cenamos en el mosaico, no entiendo bien por qué diego insiste, se come mal, la carta es la misma hace cuatro años (o más pero yo antes no lo conocía) y el lugar es agradable pero nada más. salimos tan poco.

nos acostamos tarde y nos levantamos temprano. el médico tenía poco para decirme, como era de esperarse, no da lo que te cobran por la nada misma. no estoy para nada de acuerdo. igual, qué opción me queda?

en esas andamos. tranquilas.

lunes, 24 de noviembre de 2008

ya se me pasó

lo de la mañana digo. la infelicidad y esas cosas horribles. de repente viene alguna que otra buena noticia y se te abren las esperanzas aunque, uh, miedo. soy tan cagona. es raro que sea así, bah, no, cero, por qué sería raro?

y por lo demás, busqué hijos en escuela, peleé con mi hija por TODO y cuando digo TODO es TODO. pobre, intento pensar que el embarazo le pega mal, suponete. es una posibilidad pero. ahora bajo al médico, tengo que cambiarme porque después cena, esa cena de lunes que no te esperás y con este aspecto menos. soy un escracho mal. escracho que se viste igual todos los días. le pongo poca onda en ese aspecto, no te lo puedo negar.

los chicos miran una peli de los muppets. los muppets son lo más no importa que yo sea miss piggy, siempre soy miss piggy, no sólo embarazada.

muppets rules.

y yo, acá la llevo.

me puse triste y me desilusioné

y encima estoy enojada con la contadora aunque ahora ya nada tengo que ver con eso ni con nada. mi tiempo no vale, mi vida no vale, carezco de talento y de todo lo bueno que uno piense que las personas deben tener. me odio y me doy pena y todo todo es inconducente.

además, engordé 6 kilos en tres meses de embarazo, soy una cerdahijaderemilputa sin perdón y no creo que a esta altura sea remediable. no quiero que el médico me diga nada, me agobia, suficiente tengo conmigo quiero gritarle y posiblemente lo haga.

estaba contenta y entusiasta y de repente pum, todo junto y malo y pésimo.

no aguanto más los putos embates de mi inservible vida burguesa.

renuncio.

as time goes by

Verdaderamente volando se pasó el fin de semana. Mucha fiaca de que sea lunes aunque sólo por pajera porque sabemos que excepto levantarme temprano y preparar desayuno y lunch, no tengo mucho qué hacer. Ah y el tema de bajar a buscar a los dos que es bastante plomo. Ayer la pasamos super bien, fue un día largo. Hicimos asado y vino Diego Mu con Dani, me gusta cuando los asados son de petit comité, los disfruto mucho más (trabajo mucho menos) y como más rico (aunque demasiado). Después fuimos a tomar a café a lo de vecinos argentinos amigos de ellos y nos quedamos hasta las nueve, divertido. La noche un poco turbulenta, sueños raros.

A la nochecita tengo obstetra y en el medio ganas de nada. Debería cambiar el sueter de Simi que es un poco justo y llevar los controles a cablevisión. También me quedó pendiente el tema del libro, cuanto menos hacés, menos efectividad. Qué pena.

Mmmmm, soy un cero a la izquierda chicos, sorry, pero de a poco recupero la alegría de vivir y miro a mi marido nuevamente con ojos de amor (ayuda mucho que se afeite).

Así las cosas.

domingo, 23 de noviembre de 2008

mañana de domingo

Miramos la Copa Davis metidos en la cama, hice el desayuno y lo traje acá, bagels con manteca y azúcar. Yo un poco miro, un poco leo suplementos atrasados. Me pone muy nerviosa y pienso en lo nerviosos que deben estar ellos, no sé cómo aguantan tanta presión.

Pensaba en cosas de la pre historia, en cómo era yo en la primaria porque pienso mucho en que esos comportamientos muchas veces se repiten a lo largo de la vida. Así como soy la más buena onda también puedo ser bastante bitch. Pienso, mejor no te metas conmigo.

Sigo viendo el partido.

sábado, 22 de noviembre de 2008

a veces pienso que debería hacerme un poco más la canchera

porque viste que el cancherismo es sólo una forma de mostrarse, al final (o desde el principio). pero qué fiaca me da. hacerme lo que sea me da muuuuucha fiaca a esta altura así que opté por mostrar mi parte más miserable (que últimamente es todo) y no pretender parecer nada más de lo que soy (que tampoco anda siendo mucho).

en realidad, quería dejar un comentario en escribir mal y blogger no me dejó así que pensaba ponerlo acá y decís:

"me hiciste reír, naba. sobre amelie diría lo mismo si no fuera que me quedé dormida.
besos!"

si alguien tiene dudas entre a los comentarios del post comparativo entre carrie y sybil que es muy gracioso.

me voy al cine con xime y críos, pienso hacerme una siesta de no creer tirada a lo largo y muy ancho que soy en unas cuantas butacas (llevo alfajores havanna y juguitos en la cartera).

detalles de pichón

baaaaaaasta!

no aguanto más los vómitos y las náuseas, esto es un exceso insufrible. no son ni las ocho y hace rato que estoy con la compu. básicamente, desde la tres que no duermo. antes de las siete se despertó diego porque tenía que ir a grabar así que aproveché, hice el desayuno- estaba famélica- y nos sentamos un rato juntos. los chicos amanecieron hace minutos, ya les hice la leche, están dibujando y el día, de soledad, pinta largo. igual todo bien, no estoy nada más que nauseabunda. otra vez tendré que comprar el remedio caro y mágico.

a mi favor: fue un insomnio productivo.

falta muy poco para que nos vayamos a bs as. me da un poco de pena que todo nos resulte tan caro ahí, la devaluación del peso mexicano nos afecta por demás.

de todas maneras, pienso cosas lindas en general.

la toalla que no terminamos con xime está quedando divina, me da mucha pena ser una inútil diplomada (deberían ver con la pericia con la que corta xime, una naturalidad envidiable y una prolijidad inimitable). me encantaría ser habilidosa, creo que te ocupa mucho el tiempo pero soy, de verdad, un desastre. todo lo que corté quedó imposible.

ayer tomamos el té en lo de lau con pau. vida de señora gorda. igual, de señora gorda mal llevada porque me levanté a las 9 y a las 11 y media me volví a dormir hasta las 2 y cuarto. un lirón tiene insomnio al lado mío.

para hoy: no plans. si resucito gracias a la pastilleca, debería llevar a simi al club. ahora que pienso, la raqueta está en el locker del padre que está en el sur grabando. malísimo.

y así las cosas. deseando volver a ser yo porque el malestar me tiene harrrrrrta. si supieran, vomitar todo es insufrible.

viernes, 21 de noviembre de 2008

gratitud & ingratitud

Estos días pienso mucho en estos términos, yo sé que son ridículos pero no lo puedo evitar.

La gente ingrata me desagrada profundamente. De todas maneras, tengo amplia conciencia de la falta de conciencia de esta gente sobre el caso. Yo no sé si fui lo suficientemente agradecida con ciertas personas pero lo estoy. Por ejemplo, con María que me dio trabajo cuando no tenía nada y aunque no sabía nada del tema me dio una oportunidad. Con Lucila porque me tomó de pasante cuando quería trabajar en Los Inrocks y después siguió confiando en mí. A Haidu. A Merin que también me llamó para hacer un laburito cuando recién empezaba la facu. A todas las amigas que fueron tan buenas conmigo en tantos momentos de allá lejos y hace tiempo. En fin. A veces soy como una viejita, una viejita que hace balances.

Aparato!!!!!!!!!!!!!!

viernes de cucha

Los chicos están acá, ninguno fue a la escuela. Ayer me llamaron mientras estaba en lo de Xime porque Simi tenía fiebre, es la primera vez que me llaman por algo así. La busqué a Tita, lo busqué a él y nos volvimos a casa. Se sentía tan mal que ni comió- es un muy mal signo para la bestia de mi hijo- se tiró a dormir y recién le dio hambre a las cinco de la tarde. Roberta también está resfríada y Diego se fue hoy super temprano a grabrar (ayer llegó a las diez de la noche, Simón seguía en mi cuarto mirando el gourmet, desvelado, y yo comí con él, me quedé una hora y me fui a la cama once again- había dormido dos horas de siesta y me había pasado el resto de la tarde con el Coco tirados bajo una frazada mirando tele) y yo no tenía ni media intención de irme hasta Polanco y volver y volver a bajar.

Uff mis hijos se pelean y yo grito desde la sala de tele. Una se puede convertir en algo que nunca imaginó, sabelo.

Por lo demás, me desperté tarde, durante la mañana soñé un montón de cosas y en el último sueño terminaba llorando por una reverenda pavada. Hasta en los sueños estoy hormonal. Me doy cuenta de que tengo energía cero para todo. Pero un nivel de poca pila que no recuerdo haber tenido nunca por un período tan largo. Quisiera que se me pasara de una buena vez, el domingo cumplo la semana 16 y esto se está alargando demasiado. Ahora, si junto fuerzas, voy a hacer los famosos kamish de mi madre y debería ir a cambiar el libro que nunca cambié y comprar un regalo para Dana- la hija de Lisa- porque es el cumpleaños y Lisa está en Japón.

Ah y me desperté con una re buena noticia pero me tengo que pensar y eso no me anda saliendo muy bien. Gracias hermich.

jueves, 20 de noviembre de 2008

2008

lo mejor de este año es que por fin está por terminar.

de repente tenemos una inverosímil confianza en el efecto impar.

por salir

estuve una hora y media vegetando en la cama semi dormida, a las náuseas, dolor de cabeza y demás malestares de la gravidez, se sumó un resfrío familiar que nos tiene a mal traer. una vez más me torré antes de las once, hace tanto frío en la ciudad (yo lo estoy padeciendo menos que otras veces).

estos días pienso en el bebé. no, en el bebé no, en el miedo que me da tener tres hijos. no sé ni cómo voy a hacer, no imagino la vida con tanta prole acostumbrada a que seamos cuatro hace tanto. digamos que como a todo le agarraré la mano pero me da una fiaca MAL.

ahora me voy a lo de xime a coser. bah, yo hago apoyo logístico y tal vez corto pero coser coser, no es lo mío. ayer la ví a pau después de un montón de tiempo y afuera a pesar del frío, hay sol.

soy un escracho pero ahí la llevo.

sí, mucha falta de onda, sepan disculpar, ya pasé el tercer trimestre y sigo con náuseas. es muy desalentador.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

la argentinidad al palo

cuando volvía del super pensaba. qué diferentes somos los argentinos de los mexicanos y la verdad, tengo poco que decir a nuestro favor. hoy cuando compraba la tela una señora se deshizo en elogios sobre la vendedora (que por cierto tardó mil años en atenderla y desocuparse), le dijo tres veces qué amable al señor que le cobraba y sonrió a diestra y siniestra. mientras, yo me limité a poner cara de orto por la tardanza y a decir los gracias de rigor- el malhumor no compite con la educación formal-. está claro que la que la lleva mal soy yo, eh. ejercitar la paciencia y el buen trato es fundamental para sobrevivir en méxico y aunque a mí me cuesta mucho, creo haber mejorado mucho en los últimos años (de todas maneras, me queda un largo camino por recorrer).

igual, hoy nuevamente sentí la certeza de tener que irme, de buscar nuevos horizontes y volver a sentirme yo. porque yo no soy esta, aunque usted no lo crea.

en la paz el hogar

hace mucho que no comía tan sano como hoy, pescado con un poco de ajo y perejil y verduritas con poco aceite. para contrarrestar, pico del pastel que se están manducando mis hijos.

a la mañana le lloré a diego por tel. tengo mis motivos por un lado y por el otro, las hormonas no me dejan en paz. las náuseas no parecen tener intenciones de desaparecer por lo pronto, hoy me tomé mi última super pastilla y mañana veremos qué hacer.

bajé a comprar la tela de toallas y tenía intenciones de pasar por cablevisión para cambiar todos los controles de la casa porque ninguno anda. pero me hice bolas, me pasé, me pareció que se me podía hacer tarde por lo cual desistí.

me quedé papando moscas en la puerta de la escuela de tita. después, me quedé papando más moscas en la esquina de la escuela de simi, tita miraba cómo peinaban a un perro al lado nuestro, bah, dos golden divinos. mientras, cantaba. es pesada, ya lo dije, pero a su favor debo decir que tiene mucho mundo interior. anda en la suya sin molestar demasiado (cuando no tiene una idea que uno le quiere contrariar).

sigo sin entender cuál es la gracias de que YO busque caractarísticas de las mariposas y de las mantis en internet y dictárselas a mi hijo de casi 7 años en inglés. él aprende poco y yo me quiero matar. eso sí, no sabía cómo era la mantis o no me acordaba.

ahora me queda tirarme a descansar porquea las tres de la mañana roberta se pasó a la cama, después de insistirle, diego la pasó a la suya pero la niña lloraba a moco tendido por una mantita azul que tenía el hermano. la gestión de diego fue infructuosa por lo cual fui, le dí una muñeca para que abrace, le dije que me quedaba un ratito- fueron 30 segundos- y se calmó, eso sí: yo no dormí más.

estoy agotada.

y me falta, llevar a simi a la clase de piano y en esos 50 minutos, cambiar un libro que me regalaron pero ya tengo y hacer las compras de fruta y verdura en el super.

sí, sí, living la vida loca.

martes, 18 de noviembre de 2008

la gente sin ética

me revuelve las tripas. el mundo está lleno de estos sujetos indeseables.

como bien dice maia, las dead mosquits siempre son las peores.

de hijos y pasado

a crishun no le falta nada, analois ahí va, algunos de mis amigos ya tuvieron y otro tanto está por tener. el 2008 fue, claramente, baby boom. yo me alegro enormemente.

mis amigas me hacen reír, manga de aparatos totales mandan mails completamente deformes. fer planea sesión de fotos como la que hicimos en el 98. nos hiper producimos y perreamos mal en el loft de parque patricios. analois y yo nos sacamos alguna semi en pelotas. mucha textura noventera, brillo y plush. y anteojos negros. fer iluminó y sacó con diapo. nos reímos mucho. no creo que podamos salir como a los 20. yo, al menos, soy obesa y tetamanti (por cierto, tengo que decir que prefiero ser chata, si alguna vez me vuelvo a quejar en este espacio de mis pocas tetas, recuérdenme que ser tetona no es para nada sentador). hoy justo comentaba algo que pienso siempre, si hubiera sabido que iba a durar tan poco, hubiera disfrutado todavía más esos años de soltería. fumábamos porro, salíamos mucho, yo en lo particular me revolcaba con cuanto bicho se me cruzaba, me gustaba mucho el desconocido. nunca me drogué. nunca tuve pruritos morales, simplemente las sustancias y yo no congeniamos. es así de fácil. fumo tabaco desde los 14 años y siempre dejé y volví alternadamente ( y cada vez me sienta peor). el alcohol no me cae bien y la marihuana ahora tampoco. mi sistema nervioso no sirve para los estimulantes. siempre me divirtió más el sexo, la verdad. la pasé bien de pendeja, duró poco pero la pasé bien. con una pátina melancólica por no poder adivinar el futuro pero bueno, ya fue, ahora de nada vale arrepentirse.

entonces, volvemos a los bebés, a las amigas de siempre, algunas casadas, otras solteras, cada una en su vida pero yo siempre feliz de verlas.

sí, men, soy un aparato. y qué?

lunes otra vez, aunque sea martes

Hace mucho que no tenía tanta fiaca de levantarme. No será por falta de sueño, llegamos de lo de Lau y Walter antes de las ocho, pelotudié en la red después de acostar hijos (que ya venían dormidos), intentando digerir todo lo que comí durante la tarde entera, prendí la tele y me quedé completamente dormida a eso de las nueve. Soy un escracho. Die vino a la cama temprano también aunque no tengo ni la más puta idea de qué hora serían. Soñé toda la noche con cosas ridículas, con gente de la primaria y la secundaria pero todo mezclado. El inconsciente no me dio respiro. A las siete y cacho vestí a Tita y bajé a hacer el lunch de Simi porque hoy tiene after school. Entonces, descongelar milanesa, cortar tomate, juntar una gelatina, unas galletas integrales y una manzana más su jugo para que la bestia se alimente. Hice el desayuno y lidié luego con él mismo porque no se quería levantar, quería seguir durmiendo, según sus propias palabras. Finalmente logré convenciéndolo con la oferta de un bagel de desayuno- sí, caigo bajo y qué- y se levantó cual teen malhumoriento contestando con gruñido. Hice el desayuno de marido y mío, lo tomamos y partieron hacia sus diversos destinos. Yo, de vuelta a la cama. Sí, mi vida es un baiyon pero no tengo mucho para hacer. Bah, tampoco tengo energía. Debería ir al FCE a comprar los libros, a Prado Norte a comprar tela de toalla para confeccionar junto a Xime los miles de regalos para bebés, debería terminar un pendiente editorial, bañarme y arrancar pero cero pilas y cero incentivo. No me gusta estar así eh, preferiría que no me diera el tiempo, cuando no tenés tiempo para nada sos mil veces más productiva, empíricamente comprobado, pero no tengo obligaciones. A veces pienso que muchos pensarán qué privilegiada y yo tan infeliz. Así de rara es la vida.

Por lo demás, pienso mucho en drogas y sexo, conceptualmente, digamos. Pero lo dejo para otro post.

Gog y Magog se vino con todo




Acá tampoco puedo ir y va a estar buenísimo!

Vayan...

Haidu presenta libro




El martes 25 a las 19.30 en Te mataré Ramirez.

Vayan por mí.

lunes, 17 de noviembre de 2008

un día más de fin de semana

y yo me pregunto cuándo se me pasó por la cabeza que yo nací para ser madre. digo, no sólo ser madre sino dedicarle el 80% de mi tiempo a serlo. yo sé que una madre no debe decir estas cosas pero en días como hoy, me arrepiento. sí, me arrepiento de no haber desarrollado mi vida profesional (aunque no tuviera muy en claro qué carajo hacer) y volcarme a la familia. en cierta manera fue una decisión consciente pero también fue parte de la coyuntura. hoy, me quiero arrancar los pelos y como si esto fuera poco, porto un tercero. mucho tiene que ver con que mi hija menor es inaguantable. no entiendo por qué, no sé si es su ser femenino si fue la mala suerte, la situación en la que nació, si es mi entera responsabilidad o qué pero la pendeja no da respiro. una hija mía que llore por todo, que sea caprichosa, que se empaque (esto claramente viene del padre) con algo y no de el brazo a torcer. es de verdad, casi imposible de soportar.

en fin. para esto tengo un blog, o ¿no? para quejarme.

ayer comimos en parrilla en la condesa y después paseamos por el fondo de cultura, en la semana iré a hacer las miles de compras que debo de. diego compró dos pelis, después pasamos por tianguis a comprar otras tres pero pochocleras y hoy vamos a conocer la casa nueva de lau y walter y a amasar pizzas. hace mucho que no como con ellos y me alegra ir, es como la familia. extrañamos a los boldrain también pero tenemos que hacernos a la idea de que pronto no van a estar más.

por dios, por más que la semana sea lo más aburrido del mundo, que sea martes de una vez.

pasen, vean y compren

cosas muy lindas para navidad. acá pichon.

domingo, 16 de noviembre de 2008

hoy ya no soy feliz acá

Porque sí fui feliz en México, eh. El año pasado, el 2007, fue un buen año. La pasé bien, me divertí, hice cosas que me interesaron. Este ya no. Fue un año aburrido, chato, cansador y lleno de desilusiones. Ando triste estos días, cosas que me dan pena y bronca a la vez. Y también ando ganas. Este finde largo vino malísimo, cero programas que me hacen preguntar qué hacemos acá. ¿Qué hacemos acá? Buenos Aires no es la panacea de nada pero tenemos tanta familia. Y los amigos de siempre que no son fáciles ni tampoco estamos llenos de vida social pero seguramente más que acá. Por lo menos más que acá ahora. Me aburro tanto. Extraño tener cosas que hacer. No quiero ser más sola. Pienso que Pau se va a ir pronto y ya no te tendré sostén. También pienso qué triste. Cuatro años para sentirnos tan solos. Pienso un montón de cosas más pero las voy a dejar ir. Voy a seguir viendo pelis con Diego, tirados en el sillón. Tenemos a los mellizos de la vecina a dormir porque ella está de viaje y la nana está en filmación con la hermanita menor. Debo despertar mucha confianza, eso lo sé. Mañana más de lo mismo, un feriado sin perspectivas. Te querés matar.

Ah, hoy además fue el cumple del kinder. Te quiero mucho hermanito.

sábado, 15 de noviembre de 2008

a veces vuelvo a vivir

ayer todo el día en casa, un poco de parque con maría y madre de amiguita de hija de ella. buscar a simi en el cole, llevar y traer de clase de piano y no mucho más. poca comunicación con el mundo exterior en general. a la noche, bajar a polanco y encontrarme con ser que no veía hacía 12 años o más. es increíble lo familiar que te puede resultar una cara que viste durante mucho tiempo hace mucho tiempo. de todas maneras, no sé si es la memoria o el facebook, a decir verdad. vino xime, comimos hamburguesas (por qué me hago esto, sigo sin poder digerirla) y después té con helado (lo perdoné de lo mal que me sentía) en la casa de xime.

en otro orden de cosas: diego se fue a jugar al golf. hace diez años que no juega con asiduidad (bah, jugó 3 veces en los últimos ocho, que yo recuerde). siempre jugó golf, desde los seis y ahora le volvieron las ganas. está claro que para mí es un clavo, que es el tenis es mucho mejor negocio pero yo lo apoyo. lo apoyo y me pudro porque tengo que llevar a simón a su propia clase de tenis. te querés matar. aunque mirando para afuera pienso: el día está espantoso, me quedo en la cucha. ya veré.

poco plan para el finde largo. mucha gente que se fue. a mí ni se me ocurre salir en un puente, de sólo pensarlo me estreso, miles y miles de autos yendo a todos los destinos posibles. ni querés saber.

nos quedamos en casa, alquilares peli y tal vez, quién sabe, tengamos algún evento social.

en fin. en esas andamos. un poco más yo.

viernes, 14 de noviembre de 2008

NUEVA WEB

pasen y vean, PLATAFORMA estrena página.

y el resto?

Ahí ando, maso la verdad. Ayer vegeté todo el día, bah, más bien hiberné. Cuando empiezo con contracciones- o lo que sea que sean- mi cuerpo pide basta y me la paso durmiendo. Sólo salí a buscar a los chicos al colegio, le pedí a Diego que me alcanzara a Tita hasta el auto y lo mismo en la escuela de Simón, me lo trajeron hasta la esquina. Llegué y a dormir. Dejé las novelas por un rato y estoy leyendo un muy mal libro sobre los masones que Diego compró en Costco, igual me divierte. A la noche ya estaba un poco mejor pero de todas maneras, a las diez y media me quedé dormida en el sillón. A la mañana sufrimos tempranas invasiones hijísticas. Como amanece a las seis y yo me duermo muy temprano, disfruto de ser un malón en la cama y me pregunto en dónde pondremos al tercer. No hay espacio. Sacamos fotos con mi iphone, Simón saca con la BB de su padre y después levantamos campamento, hago el desayuno, los chicos se cambian (hoy Tita se quedó en casa por alto resfrío que ya parece crónico, ahora juega con el libro de manualidades uqe le mandó mi madre, también jode un poco, para qué mentirnos) y lo tomamos todos juntos. Simón insiste en preguntarme qué hago por las mañanas y yo soy sincera: nada. Lo mismo que por la tarde, por cierto. Me tiraré en mi rincón del cuarto de huéspedes a leer y posiblemente haga una siesta. No creas, entre nada y nada se te va pasando la vida.

la cocina y yo

Cuando era chica miraba mucha tele porque en la casa de mi madre no había habido una hasta que ella tuvo 15 años por lo cual ella creía en la libertad en cuanto a ese tema. Yo me mataba con todas las novelas de la tarde y todos los días me clavaba, emocionadísima, con Utilísima. Desde chica también ayudaba a mi madre a cocinar, obviamente en las tareas más pavas como tirar la cáscara de los huevos a la basura o semejantes, cuando crecí un poco me hacía enmantecar y enharinar, todas las cosas plomos (las mismas que hoy le hago hacer a mis hijos). Me decía Juanita, como la famosa asistente de Doña Petrona. Obviamente la parte que más me gustaba de Utilísima era la de la cocina (algunas manualidades también pero siempre fui bastante inútil para esas cosas así que ni lo intentaba) y ni te cuento la sección de Marta Ballina, me enloquecía. De adolescente me compré su libro. Cuando tuve edad suficiente me empezaron a dejar cocinar sola, hacía scones y brownies, básicamente. Y siempre siempre iba diciendo el paso a paso en voz alta, como si la cámara me estuviera tomando. Cuando empecé a tener problemas vocacionales me compré un libro con escuelas de cocina, veía que por ahí podía hacer algo pero no me decidí (también pensé en TEA, escuela de publicidad y alguna otra cosa para hacer extra facultad pero no concreté ninguna y hoy me arrepiento). Empecé la facu y dejé de cocinar, sólo lo hacía para cumpleaños de amigos y cosas semejantes pero no cotidianamente- siempre pasteles o cosas dulces- hasta que me fui a vivir con Diego y me volví una esposa aplicada. Todas las noches hacía la cena, cocina común y corriente pero gustosa y siempre había en mi casa galletas y alguna mermelada casera que muy hacendosamente preparaba (en la casa de mi abuela había dulces caseros todo el año, de ciruela- que me encanta pero acá no hay ciruelas remolacha-, de damascos, etcétera) y también siempre había bizcochos kamish o de amapola. En la casa de mi madre, quien trabaja mucho y no está al pedo como estaba mi abuela (y yo) siempre hay un frasco lleno que ella prepara cuando tiene un rato, son como los kamish pero en una versión más sofisticada, como biscotti italianos con almendras, deliciosos (yo los quiero hacer pero últimamente no encuentro almendras en el super). Todos los cumpleaños de mi vida mi madre nos hizo el pastel, siempre tuvieron mucha fama entre mis amigos y hasta el día de hoy sigue siendo muy buena repostera.
Cuando en Buenos Aires invitábamos gente, Diego hacía la cena y yo los postres intentando variar cada vez (mucha marquise y cosas semejantes, el chocolate como protagonista) y para los cumpleaños de Diego hacía unos pasteles siempre novedosos con harina de avellanas, crocantes por encima y mousses variadas de relleno (no novedosos en el mercado sino en mi devenir gastronómico).
Desde que vivo acá cocina más simple y me da más miedo. Todas las mermeladas que intenté hacer se me quemaron, el horno cocina pésimo y con la altura no me le animo a los pasteles menos típicos. Ni los brownies me quedan bien. Pero creo que a partir de enero veré si de verdad tengo vocación de pastelera, buscaré un buen curso y veré si me gusta (lo que más fiaca me da es lavar todo para qué mentirnos). Entretanto, sigo, como en el embarazo de Simón, matándome con el gourmet.com. Y buscando los enseres que me hacen falta y no encuentro en el super.

En fin. Un poco de historia.

mi marido

Recién hoy, a casi 8 años de conocerlo caí en la cuenta de que el pibe pareciera tener una leve adicción al sexo. Nunca se me había ocurrido preguntarle si con las otras novias también quería garchar todos los días (tengamos en cuenta que en este momento de mi vida soy obesa y tengo contracciones a pesar de estar en los tres meses) y me contesta: sí, era un problema.

A veces soy tan boluda total.

jueves, 13 de noviembre de 2008

este embarazo me está jugando malas pasadas

durante la estadía de mi padre me moví mucho más de lo que venía haciéndolo y hoy parece que estoy pagando las consecuencias. me tiré a leer en el cuarto de huéspedes, con mantita (me encanta ese rincón porque pega el solcito) y me quedé profundamente dormida por casi dos horas. me levanté con dolores de embarazo y en el espalda, ese síntoma parece ser el de las contracciones en embarazos tan chicos. me empiezo a sentir pésimo y el cuerpo manda la señal de hibernar. duro. llamé al médico y me dijo que me aplicara el remedio que me dice siempre, es efectivo pero como efecto secundario produce malestar general fuerte y gran incomodidad. fui a buscar a los chicos pero le pedí a diego que me bajara a tita y en la escuela de simón que me lo trajeran al auto. no doy más, ahora voy a volver a la cucha, simón por suerte tiene tarea que puede hacer solo y mis pobres hijos que están bastante abandonados, pasarán el resto de la tarde con jose- como lo hacen siempre últimamente-. esto se está complicando y lo lamento enormemente.

en esas ando. pachuchienta mal!

4 años

El 13 de noviembre de 2004 por la mañana dejé de vivir en Buenos Aires por tiempo indefinido. Fueron cuatro años movidos y, como bien dice Lau, la percepción del tiempo es tan rara que algunas cosas te parece que pasaron hace mil años y otras ayer. No sé qué pienso de vivir acá, cuatro años me parece una eternidad y a la vez se pasaron rápido. Mientras, lo que podría concluir es que me sigo reproduciendo.

Yo viviendo afuera y siendo mamá conejo. Impensable hace no tanto tiempo.

y se va mi papá nomás

Estuvo muy buena su visita, cuatro días en los que me hizo muchas compañía y se lo agradezco. Temas de los cuales charlamos cuando estamos juntos:

*Matrimonio/divorcio
*Economía y política internacional
*Negocios
*Ética
*Familia
*Etcétera

Es casi imposible que mi papá te caiga mal, es inteligente aunque no se haga, mucho sentido del humor y mucho también sentido común. A mis hijos les cuenta el cuento de la Gorda Fideo que es el mismo cuento que le contaba a mi hermana mayor (que hoy tiene 41) y que nos siguió contando a todos. Simón es el fan número uno y se desespera porque le cuente más. No es un cuento progre ni políticamente correcto pero es muy emocionante.

La cuestión es que se va mi papá y a mi se me abre, nuevamente, el agujero negro pero no importa, ya veré la forma de llenar el tiempo. Por lo pronto, comer un poco menos porque fue una maratón gastronómica. Y con el horizonte de que en menos de un mes nos vamos a Bs As lo que implica ver a toda la familia, incluyendo a mi hermana Marcela que vive en Suiza y con quien no me cruzo desde hace tres años y medio y todos no estamos juntos, digo los cuatro hermanos más padres, hace siente, me hace mucho ilusión. Más conocer a todos los bebés nuevos y llenarme de familia en general, política y propia, hasta pedir piedad.

En fin. Eso.

una sola foto vía iphone

miércoles, 12 de noviembre de 2008

con un trasfondo triste, muchas cosas buenas

pasé un día muy tranquilo. vinieron todas mujeres a tomar el té, me hicieron un montón de regalos y me sentí muy querida. aunque un poco menos que otros años con la gente más cercana, eso triste. de buenos aires, cataratas de mails llenos de buenos deseos y el FB hace lo suyo también.

los regalos buenísimos, hace años que no recibía tantos y tan lindos. gracias a todos.

así el cumple, comí de más.
así empezaron los 31, esperamos lo mejor.

y en el orden práctico

Ya me voy a poner a rellenar sandwichitos y medialunas, voy a hacer una ganache de chocolate, rellenar el pastel y ordenar un poco. Es un espanto estar horrible, no me entra la ropa y tengo la cara llena de granos. Me encantaría ser una embarazada de esas que están espléndidas y les sale una mini panza pero no es el caso, el día que me entero que estoy embarazada, ya engordé. Un bajón. Dignidad cero. Y de cara me hincho y parezco un sapo. Definitivamente la gravidez no es mi estado pero los bebés, los bebés los llevo super bien, eh. Bueh, me pongo a laburar cual ama de casa que soy.

nací el 12 de noviembre a la 1.10 de la mañana en la clínica Mater Dei de la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Sí, hace exactamente 31 años. Me cuesta ser grande. Durante mucho tiempo sos la más chica en todos lados, sos una promesa, al menos para vos y de repente te das cuenta de que pasó el tiempo. Mucho tiempo. ¿Dónde estuve? me pregunto a veces. Pero lo positivo es mucho. Tengo un marido muy bueno que está bastante loco y a pesar de todo, me sigue queriendo, no sé si como el primer día, más o menos pero me quiere y me hizo amanecer, aunque entre lágrimas porque me siento un poco triste, con un iphone en mi haber. Y tengo dos hijos increíbles, simple y sencillamente porque son míos y los amo como sólo se puede amar a un hijo, infinitamente. Y mis papás, mis hermanos y mis amigos. Gracias por todos los mails, lloré un poco, la verdad, me desperté con 25 en la casilla de entradas y me dio emoción cumplir años.

Por lo demás, soy la loca neurótica y melancólica de siempre que lo único que desea es no perder el sentido del humor, porque en definitiva es lo que me salva.

Por la vida.

martes, 11 de noviembre de 2008

alguna alegría

hice un bizcochuelo que me quedó sencillamente perfecto. hay cosas que te dan una satisfacción inusitada. la clave: poner papel manteca en el fondo del molde. sabelo, sos todo.

en el tiempo que no pasa, que es tiempo y es desconcierto

me siento sola, aburrida, inútil, descorazonada, abandonada, superpuesta, egoísta, megalómana, desnaturalizada, obscena, desinteresada, ignorante.

y un montón de cosas iguamente desalentadoras.

a pesar de la mala noche, de a poco soy persona

la pastilla mágica hace efecto, caro pero el mejor. que cuando se acabe se me haya pasado, pienso, deseo, ruego, suplico. no sólo porque no quiero seguir gastando tanta plata en eso sino porque con toda mi alma quiero volver a ser yo. aunque me desespere mi al pedismo a la n. no me importa (igual ya me voy a bs as, no falta nada, en un mes estamos ahí). el tema es que a las tres y media de la mañana aprox. el coco se pasó a nuestra cama al grito de tengo miedo. yo, que tengo marcado a fuego el temich de que los hijos no duermen con los padres- tan psicoanalítico y ochentero el asunto- y no sólo eso sino que no aguanto dormir con nadie más en la cama- que no es precisamente grande y ninguno de nosotros es precisamente pequeño, no sé cómo sería la cosa con una king- le dije, vamos a tu cama y yo me quedo con vos. accedió de mala gana pero accedió y allí fuimos, él desconfiado y yo queriéndome matar porque la perspectiva de quedarme echada en la mini cama de mi hijo hasta que se durmiera me parecía tremendo -mi padre venia, se tiraba con medio cuerpo afuera, nos daba la mano e inmediatamente se quedaba dormido con nosotros cagados de miedo aunque un poco menos. de todas maneras, se acostó, lo arropé, cerró los ojos y a los treinta segundos roncaba tranquilísimo. yo me volví a la cama y no dormí más. nunca más. primero pensé que tan mala madre no soy si logro tranquilizar a un hijo en tan poco tiempo, después pensé muchas cosas más que no me acuerdo porque fueron más de tres horas de estar despierta. nada muy alentador.

de todas maneras, la parte fructífera. reduje la lista de nombres a los siguientes:

juan
vicente
camilo
timoteo

terminé de aceitar el té de mañana: sandwichitos, medialunas rellenas de jamón y queso, el pastel, el pastel de coco que trae marian y un panqué de plátano.

ayer freí no sé cuántos miles de milanesas. ensalada rápida de tomate y aguacate, el arroz con costra porque si no diego no se lo come y de postre unos muy indebidos pedazos de chocolate lindt.

ahora, a hacer las compras con mi padre, a buscar regalo -que quedó trunco- para madre, después a comer a mi gusto es, también con padre y no mucho más. los chicos tienen after school.

y en bs as es el cumple de benita. no lo puedo creer, seis años, me acuerdo perfecto el de uno, todo de kitty, y también me acuerdo perfecto cuando la conocí, el día del primer cumpleaños de simi que ella tenía dos meses. tengo que caer en: la puta cómo pasa el tiempo. ni modo, es así, sin tregua.

por lo demás, chicos, así las cosas.

lunes, 10 de noviembre de 2008

¿cuánta comida chatarra podés ingerir en un día?

esto de hacer vida de señora desocupada, claramente engorda. sobre todo, si salís de paseo con tu papá. fuimos a comprar el remedio mágico para ver si lograba estar mejor y después enfilamos hacia el antara, shopping cheto tipo bal harbour pero de este lado del río bravo, en donde primero me clavé un frapuchino de starbucks, uno tipo nuts no sé qué, merda estacional navideña porque acá ya empezamos con las bolas y los arbolitos y adornos colorados por todos lados, horrible por cierto, últimamente no le pego bien a mis pedidos en el café cadena. después elegimos unos anteojos nuevos para mi estropeado rostro (por los granos y la hinchazón o gordura para ser más rigurosos), lindos, livianos, regalo de cumpleaños, sólo queda ver si a diego le gustan para mandar a hacer los cristales en algún lugar más económico porque ahí salían más caros que el marco mismo. cuando bajábamos para buscar un regalo para mi madre, nos encontramos, muy de casualidad, con amiga de madre y marido que viven en bahía blanca y que no sabíamos si íbamos a poder ver en su breve estadía en el df. finalmente nos sentamos 15 minutos a charlar y de ahí nos fuimos corriendo, sin ningún tipo de regalo, a buscar a tita al colegio. de allí fuimos a buscar a simón, ir con mi padre hace todo menos cansador ya que él baja mientras yo espero en el auto, si fuera así todos los días estaría mil veces menos agotada de lo que estoy siempre. y entonces, partimos hacia mc donalds porque mi padre le había prometido el programa a mis hijos (que por lo general sólo comen esa porquería cuando vienen abuelos de visita). comí un bic mac on papas fritas y cucharié del sundae de mi papá (se lo pidió con chocolate y dulce de leche, es obvio que la chanchada me corre por los genes) y ahora deseo morir. intenté escribir un pequeño cuentito (quiero reflotar, ahora que estoy al pedo en la vida, mis cuentos para niños pero necesitaría un editor por lo cual si alguien se ofrece, será más que bien recibido) que me quedó como el orto y que hoy no estoy en condiciones de revisar pero mañana será otro día y lo encararé con menos grasa corriéndome por la sangre.

estas son mis novedades. cuenta regresiva para los 31. qué fiaca ser mayor, qué fiaca atroz.

sin novedades en el frente

quisiera contarte algo pero no hay qué. simplemente me sentí muy mal todo el fin de semana y eso tiñe mi vida de un color oscuro y nauseabundo. son un par de horas de gracia para que luego todo vuelva a ser feo y sucio. esto conlleva a un malhumor intrínseco y una imposibilidad total de comunicarme con el mundo, desde mi cascarita hecha de una frazada marrón, echada sobre el cubre cama de flores que reemplazó al colorado, no puedo ni quiero hacer nada, siquiera hablar con nadie. eso sí, ayer llegó mi papá. fuimos a comer a pizza piola y después volví a mi cucha. los chicos se pusieron muy contentos y no mucho más. diego está resfriado y yo soy infrahumana. quisiera un pum para arriba, la intención está pero las náuseas, aunque ya estoy en la semana 14, no cejan. ahora, sueño con cosas del pasado, con levantarme chabones, con ridiculeces extremas que no me acuerdo del todo pero que poco tienen que ver con mi realidad diurna. pienso: el inconciente da para cualquier cosa. sé que es cierto. mi mamá me mandó un mail diciendo que leyó que la hipnosis es exitosa para dejar de fumar y para las náuseas del embarazo. no conozco a nadie que la aplique, si no. una vez más el condicional imposible.

en fin chicos. no mucho más.

muchas gracias por la gran cantidad de nombres.

a mí me gusta juan y no sé si algún otro. diego dice vicente o camilo. me gusta decirle milo pero no me cierra. no sé qué onda. no sé si ahora quiero ser original o no quiero ser nada. tantas veces pienso en ser más común, digo, todavía más.

sábado, 8 de noviembre de 2008

quería contar alguna historia del pasado

y me puse a pensar y me dí cuenta de que ya había contado todas. o eso creo. pero es muy posible. porque obvio que de los 15 a los 23 tuve una vida activa pero bueno, retirarse a los 23 es demasiado joven para tener un buen caudal anecdotario. qué triste pensé, qué triste. pero así es, así es, parece que tengo más vida después del primer embarazo que antes.

es tierno o es patético?

el asunto nombre

de repente me puse a pensar: mirá si es nena. porque no hay confirmación, esa es la verdad, aunque el feeling es generalizado.

el tema es el siguiente. diego tiene cuatro sobrinos varones, todos hijos del mismo hermano, llamados: iñaki, benjamín, marcos y felix. esos, obviamente, descartados.

de los que recomendaron le encantó astor y a mí no me gusta nada. tengo la certeza de querer ponerle un nombre lindo. como me parece simón, un nombre tan lindo, tan redondo y sonoro. con roberta no me pasó lo mismo pero creo que es un nombre que está bien.

al final hay posibilidades de que sea vicente, me parece demasiado común y utilizado aunque acá en méxico no hay bebés vicente, más bien es de nuestra generación o un poco más arriba pero no pegó la vuelta aún. también me gustan oliver y pavel.

ayer me sentí pésimo todo el día. otra vez vómitos, unas náuseas inaguantables, buscar a los chicos en el colegio fue la peor tortura y a la noche no mucho mejor. lo bueno del día (no sé igual cómo me mantuve sentada) fue la merienda con las chicas que surgió muy espontáneamente. y el miércoles es mi cumple y todavía no está del todo definido el festejo. cualquiera. me tengo que poner las pilas ya.

y no mucho más, a la noche cena, me sentí peor todavía aunque comí mucho y rico. y hoy amanecí temprano, el resto de mi familia gritándole a miembros de la familia del otro lado de la pantalla (todos nos tomamos el tema del skype muy a la ligera pero la realidad es que es muy volver al futuro esto de verte por la computadora y uno así, como si nada), desayunamos y ahora se fueron al club. yo me quedaré echada que, un poco, es lo que debo hacer. sin exagero con el movimiento vuelven los dolores (además de la náusea) y a la tarde pretendo ir de shopping así que a guardar energías (no sé si mi marido va a cumplir mi deseo).

sí, un plomo. igual, como se me viene pidiendo que le ponga onda, diego me sacó una foto con las orejas de chango y el buzo colorado que muy probablemente pase a ser la imagen en breve.

así estamos.

viernes, 7 de noviembre de 2008

esto es posta

tenemos problemas con los nombres. pensemos que va a ser varón (amplias posibilidades) y que el apellido del pobre niño (al menos el primero porque llevan también el mío) es alvarez.

entonces: se aceptan sugerencias. lo digo en serio. si querés decirnos cuál te parece lindo, copado, original (esto es sólo porque googleás cualquier nombre seguido del apellido y aparecen 15 pibes).

yo te juro que estoy por caer en nombres que estuvieron de moda hace un tiempo del tipo: valentín. me gusta. diego le quiere poner vicente pero ni bien lo buscás te aparece un vicentelavarez.com.ar que se dedica al comercio exterior. me da mucho bajón condenarlos desde el principio.

bueno, abrimos el debate si a alguien le interesa. te digo a mí, por ejemplo, me copa milo pero así se llaman el 50% de los bebés nacidos en los últimos dos años en bs as. te digo para que vayas viendo el campo semántico por el que nos movemos.

está empezando a preocuparme.

(escribo sentada en el piso, ahora con náuseas- me había despertado bastante bien- en camisón, con el buzo colorado que tiene 30 años-reales- y unas medias rayadas, coloradas y negras que me llegan a la rodilla y las pantuflas fucsias).

cuando tenés razón, tenés razón

querido L, quisiera poder ponerme las pilas pero no estoy segura de que vaya a salirme bien.

yo lo venía pensando, justo ayer. pensaba: el que lee este blog y no me conoce piensa que soy una pobre infeliz y doy pena (es verdad que de tanto en tanto yo me doy un poco de pena pero sepan que es injustificada). podría decir que soy relativamente joven (el miércoles cumplo 31 y a mí me parecen demasiados pero si pensamos en las estadísticas en cuanto a expectativas de vida + los genes que me acompañar podríamos concluir que me queda un largo camino por recorrer), soy sana y fuerte, tengo dos hijos sanos y divinos, un marido que -por lo menos es lo que dice- todavía me quiere (e insiste con el temich de que no escupa para arriba), vivimos bien, en una casa linda, no me privo de nada y mis familia extendida también está bien en todos los niveles. ok, ponele que me quejo por gusto. es un poco cierto, soy quejosa e innatamente malhumorada, no te lo voy a negar. y lo más grave es que no sé- desde siempre- qué carajos hacer con mi vida (no tengo ni talento ni empuje ni motivación). pero si me conocés, soy simpática, te charlo, te pregunto, te hago chistecitos y aunque muchos piensen que soy un cero o una pesada, soy llevadera (al menos para mí, siempre, obvio).

en otro orden de cosas. y a cuento del párrafo anterior, el cumple de die estuvo muy agradable, la casa divina (muy parecida a las otras casas que le conocimos), la pintura de dani muy hermosa y el pan con queso que me comí sin control, excesivo. eso sí: mucho olor a cigarrillo que terminó echándome, me estoy volviendo vieja y pesada aunque definitivamente considero que es el embarazo. hoy, cena de cumple de willy (aunque me de fiaca, adoro tener compromisos sociales) y el finde sin planes a la vista. necesito ir a ver marcos de anteojos (va a ser mi auto regalo de cumpleaños ya que los míos cumplen 3 años y no los soporto más) y también debería pasar por el FCE a comprar todos los miles de regalos que debo (en este aspecto soy un verdadero desastre).

también tengo que ver qué hago para la hora del té (esas son mis preocupaciones, imaginate, dios) y tengo (esto sí que me da alergia de pensarlo) buscar a los chicos en sus respectivas escuelas. lo bueno: por ser viernes no hay tarea. lo malo: soy obesa y no tengo autocontrol ni fuerza de voluntad alguna. malo bis: no tengo libro tentador a la vista, terminé el de relatos que estaba leyendo y se me terminaron mis opciones de novedades. pediré a madre (en este mismo momento) que me envíe, si es que puede, libros con padre.

chicos, no tengo más novedades.
gracias L de todas maneras por tu apoyo incondicional en la lectura y suerte con el libro (ven eso es ser pilas).

jueves, 6 de noviembre de 2008

es el puto tráfico, además de todo

porque tuve que suspender comida con lau, no lograba salir de un nudo de autos en el que estuve 45 minutos. finalmente llegué a polanco y comí con diego en el entremar (soy mucho más fana de mi gusto es que es mil veces más rico y más barato aunque sí, te reconozco que es también proporcionalmente menos sofisticado lo que te podrás imaginar que me chupa 400 eggs), buscamos a tita y tardé más de dos horas-por reloj no en el sentido figurado- en llegar a mi casa. por suerte la pequeña tuvo a bien hacerse una siesta porque el viaje podría haber sido n veces más infernal de lo que ya fue. ahora no puedo pensar en nada. o sí, en qué cocino para mañana a la tarde ya que el budín de cacao quedó igual de rico que de desarmado: muy.

no, está claro que esto es inaguantable para cualquiera.

una madrugada de insomnio puede terminar de liquidarte

declaro depresión. no me importa lo que digan, ni que me den consejos ni nada. en este momento no voy a tomar medidas, en un mes me voy tres semanas a bs as y cuando vuelva veré. no trabajar me está quemando el coco. en realidad, lo que me está socavando la entereza de a poco pero con constancia, es el malestar físico. y el suburbio. estoy tan hastiada. no te das una idea. de estar acá, encerrada, tirada en la cama, bajo una frazada, mirando el gourmet. de buscar y llevar niños, no entiendo, cómo yo hago esto? yo, de verdad, lo detesto, posta. no nací para dedicarme a llevar y traer hijos a actividades, lo odio con toda mi alma y sin embargo. sin embargo. el suburbio ni te cuento, ayer me di cuenta mientras volvía de llevar a simón a piano. antes los había llevado a nadar al club con éxito menos que relativo. ese club. esta ciudad. y su no ser pro para tantas cosas. y eso que no había ido a las escuelas, diego me hizo el favor de buscarlos él y luego también de buscarlo a simón en la clase. que si no.

entonces, no gastar energías y pasarse el día tirada en la cama hace que a las 3 y media o 4 de la mañana, cuando discutís con tu hija porque se pasó a la cama matrimonial y no se quiere ir, no lográs volver a dormirte luego de negociaciones y amenazas. y pensás mucho más de lo que deberías. cosas repetidas como: sos una cobarde y una inútil. hace diez años considerás que deberías escribir artículos y hace diez años que te morís del miedo y por eso dejás escapar las poquitísimas oportunidades que se te presentan. una verdadera pena. sólo para vos. y tu, tal vez, ridícula convicción. pensás que te vas a volver loca sin trabajar, encontrás, en el duermevela, el lugar perfecto y te considerás la persona que necesitan porque en tres años aprendiste a hacer algo muy concreto y que contrariamente a lo que cualquiera pudiera pensar, te gusta. sí, te gusta, aunque sea mecánico y no tenga ni un ápice de creatividad o de onda.

por otro lado, también sopesás la posibilidad de que el amor no vuelva nunca más. es una posibilidad real basada en un perdón que tampoco estás segura de ser capaz de otorgar. aunque al otro no le importe tu perdón ni lo que te pase, porque esa también es una realidad, mucha mucha soledad. y todo por tu culpa.

en fin. conclusión: no estoy contenta. no quiero vivir más en el suburbio aunque sé perfectamente por qué lo hago. no quiero ser más chofer de mis hijos, no nací para eso, no lo disfruto y necesito CON URGENCIA, un trabajo de medio tiempo.

por el momento, en cuanto junte fuerzas me bañaré. llamaré a los del service del microondas por cuarta vez para rumiar mi malhumor por su ineptitud e intentaré hacer cosas como depilarme y pintarme las uñas y buscar unos aros porque estar un poco más linda tal vez me ayude. quién sabe.

así las cosas.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

soy y seré un mastodonte

de lo peor. pero es obbbvvvio que si como y no me muevo queda todo encima. me siento mal, tomo remedios al por mayor y duermo como una morsa (durante el día). durante la noche sueño cosas rarísimas y me las acuerdo claramente. no me pasa nunca. las hormonas tienen un poder -devastador en mi caso- inverosímil. ojalá me pegaran para el otro lado, como a esas minas que dicen que el embarazo es su estado ideal. me dan mucha envidia, sepanlo. los embarazos para mí son una tortura china, se me acrecienta mi ya innato mal humor y todas las dolencias habidas y por haber. y eso que si ves mis análisis clínicos, soy la persona más sana que conozco. ayer comí sushi en el super una vez más, pero me llevé tres bandejitas y comí dos. o casi dos. debo ser la única persona capaz de comer sushi antes de las doce del mediodía. también le compré unas calzas -que por supuesto le quedan grandes- a la única niña de la casa y decidí ir con diego el finde a arrasar con zara niños porque la princesa necesita pilchas. por lo demás, colaboré con la tarea de simón aportando características de los insectos y dictando las palabras en inglés- cómo harán los padres que no hablan la lengua, digo yo- me malhumora tener que hacer tarea, la verdad, es para ellos y si ellos no la pueden hacer, entonces que les den algo de su nivel. no lo quieren entender. este año se llama pre first es un año en el que te roban, básicamente, un año más que no es nada- oficialmente hablando- y que hace que mi hijo esté atrasado un año y medio con respecto a argentina. si sirve, no lo sé, es un año completamente en inglés, aprenden a leer y a escribir en inglés y tienen bastante poca matemáticas. o sea, mi hijo mayor, que en dos meses cumple 7 años, y es el más grande de toda la escuela, pierde el tiempo con niños pequeños y a duras penas sabe lo básico. me pone contenta? no. puedo hacer algo? no. entonces: me la banco.

mmm. qué más. ayer cociné un pollo a la mostaza que quedó bastante feo porque a la mera hora me enteré de que casi no había vino blanco. yo compré, estoy segura, y no lo usé. muchas cosas desaparecen así de mi casa, sin causas aparentes. se cayó una avioneta en el medio de la ciudad, en un lugar por el que paso todos los días y de hecho no sé si hoy podré pasar. ganó obama y me parece bien pero de todas maneras, me dio pena el reconocimiento de la derrota de mccain, soy así.

ya no me conecto como antes. es obvio: antes trabajaba, ahora no. no extraño ir a la oficina, ni tener responsabilidades. pero no puedo creer que soy desempleada una vez más, que me sacaron de mis funciones.

viene mi papá el finde. a un congreso. buena onda.

me tiro un rato más y me voy al super. los del microondas una vez más ni vinieron ni llamaron, me tiene harta, harta mal.

eso es todo.

por ahora.